201810.14
0
0

Alquilar un piso con Airbnb y cumplir con la ley

Los propietarios de viviendas turísticas deben declarar los ingresos por el alquiler en el IRPF, una obligación a la que se sumará el IVA si realizan otras actividades, como servicios de hostelería.

El Gobierno ha anunciado, a través de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, que a finales de año pondrá sobre la mesa una serie de actuaciones concretas para regular las viviendas turísticas. Completará así la variada y compleja regulación que están aprobando ayuntamientos y comunidades autónomas.

Hasta entonces y sin esperar nuevas medidas fiscales de envergadura, los propietarios de un piso turístico deben cumplir ciertas obligaciones tributarias derivadas de los ingresos que obtiene gracias a su vivienda ofertada en Airbnb o cualquier otra plataforma similar.

Cualquier propietario, independientemente del municipio en el que tenga el piso, deberá darse de alta como arrendador en la Agencia Tributaria presentando el modelo 036.

Esta obligación la tienen todas las personas físicas con residencia fiscal en España, mientras que los no residentes deben presentar el modelo 210 trimestralmente, en el que pueden agrupar los ingresos si proceden de un mismo inmueble aunque sean de inquilinos distintos.

No es la única obligación que tienen los dueños de pisos turísticos residentes fiscales en España, que deberán tributar los ingresos por el IRPF. Además, si realizan otras actividades ajenas al alquiler, como servicios de hostelería, también tendrán que pagar IVA.

Con este pago no acaban las obligaciones con el IRPF, ya que los días que el inmueble esté vacío también habrá que pasar por caja: deberá imputarse por ese periodo al menos el 1,1% del valor catastral, aunque en algunos municipios el porcentaje puede llegar al 2%.

Ver más en Expansión 



Deja tu respuesta

Su dirección email no será publicada. Los campos marcados son obligatorios. *

18 + tres =