201509.27
0
0

Cláusulas suelo

Nos gusta informarte:

El pasado 26 de agosto tuvimos la ocasión de protagonizar un reportaje informativo sobre las famosas cláusulas suelo en el programa de Economía de IB3 Radio ‘Els Comptes Clars’. En el siguiente enlace podéis escuchar la aportación de Adolfo Fernández Borche, o bien leer un poco más abajo la trascripción literal del mismo.

Ver entrevista

El concepto ‘cláusulas suelo’ se incorporó al lenguaje común de forma especial a partir de mayo de 2013, cuando el Tribunal Supremo emitió la famosa sentencia por la que establecía la nulidad de las mismas… aunque con matices. Lo hacía, en concreto, en aquellos supuestos en los que se apreciase “falta de transparencia” en el contrato de préstamo hipotecario a interés variable, firmado entre profesionales (las entidades financieras) y los consumidores, los clientes. Algo más de dos años después, el tema sigue dando de sí y aún son muchos los que no han revisado si la tienen o cómo conseguir su retirada, si tuvieran derecho a ello…

IB3: Pongámonos en situación: una ‘cláusula suelo’no es otra cosa que un pacto, recogido en la escritura de la hipoteca, que los clientes firman con las entidades financieras. Establece que, por muy bajo que esté el tipo de interés de referencia aplicado, que en España generalmente es el Euríbor, el banco siempre cobrará un mínimo…

DELASHERASABOGADOS: La ‘cláusula suelo’ empieza a aparecer cuando el tipo de interés baja de esas barreras que han fijado la mayoría de escrituras de préstamo. Por eso ahora mismo, con el Euríbor prácticamente por los suelos, aparecen estas cláusulas que de repente nos sitúa un mínimo (que debería estar al ‘cero coma poco’ más el diferencial pactado por el banco) en un 3% más ese citado diferencial. De esta forma, por muy bajo que esté el Euríbor, ese ahorro jamás llega al cliente.

IB3: Para disfrazar de alguna manera esa cláusula, en ocasiones se ha incluido en el contrato el extremo opuesto: la cláusula techo. Aparentemente ésta beneficia al cliente, al fijar un máximo de intereses a pagar, aunque el tipo de referencia sea superior a él. Pero lo cierto es que el máximo que firmamos suele estar entre el 12 y el 20%, cuando el Euríbor nunca en la historia de España ha pasado del 5%… Pero volvamos a la cláusula suelo de la mano de nuestro experto, Adolfo Fernández Borche del despacho DeLasHeras Abogados. ¿Es legal o ilegal?.

DELASHERASABOGADOS: La cláusula es perfectamente legal. No deja de ser un pacto entre la entidad bancaria y el cliente… Ahora bien, lo que es ilegal es la comercialización que se haya podido dar, basada en un ‘abuso’ de superioridad, por la posición dominante del banco frente al cliente, que al fin y al cabo es un consumidor.

Cualquier cláusula que haya sido fijada con la única decisión predominante de una de las partes es abusiva y, por lo tanto, es nula. Se entenderá por ‘no puesta’.

IB3:Y ese abuso seré el que se tendrá que acreditar para tener opciones de anulación y, si cabe, la devolución del dinero cobrado indebidamente. ¿Cómo lo hacemos?.

DELASHERASABOGADOS: Pues tenemos que acudir, en primer lugar, a la escritura de préstamo que se firmó en el Notario. Ahí, cuando uno compra una casa, se firman dos escrituras: una es la de compra-venta y otra la de la hipoteca (son dos distintas). Buscamos, como señalaba, en esta última, en la escritura del préstamo con garantía hipotecaria…

IB3: Pero cuidado, que por error u omisión, puede ser que no tengamos copia de las dos. Así que lo primero es asegurarnos de ello, si fuera necesario solicitando la del préstamo al notario, que es el que ha cobrado por la firma del acto público. Entonces ya podemos empezar a buscar…

DELASHERASABOGADOS: Claro que no tenemos que encontrar las palabras ‘cláusula suelo’. A veces viene ‘camuflada’, llamada de distintas maneras. Lo más común con lo que nos hemos encontrado es que aparezca con el título de ‘límites a la aplicación del interés variable’ o ‘límite de la variabilidad’, o ‘tipo de interés variable’… En otras definiciones viene a ser una limitación a ese tipo de interés, tanto por arriba, como por abajo.

IB3: Si identificamos la cláusula, ya podemos empezar a plantearnos si puede ser eliminada.

DELASHERASABOGADOS: Se puede eliminar si conseguimos demostrar que ha habido abuso por parte de la entidad bancaria. En la mayoría de casos esto se da, porque ninguno somos expertos cuando firmamos un préstamo de garantía. Somos simplemente unos consumidores que necesitamos un dinero a cambio de un interés.

IB3: El proceso no es necesariamente judicial. Puede empezar por intentar alcanzar un acuerdo amistoso con la entidad financiera…

DELASHERASABOGADOS: No hace falta ser temerarios para conseguir la eliminación de la cláusula suelo. Podemos hablar con el banco amistosamente y tratar de que se elimine.

IB3: Lo que sí será necesario es demostrar que se ha abusado de nuestro desconocimiento, y eso puede hacerse mediante la denominada ‘oferta vinculante’.

DELASHERASABOGADOS: Es un documento que el banco tiene la obligación de dar, por lo menos diez días antes de la firma ante Notario. En ese documento se informa de todas las condiciones del préstamo con garantía hipotecaria que se va a firmar. Y debe solicitarse, si no se tiene.

IB3: Se lo pediremos a la entidad mediante carta certificada, burofax, o cualquier sistema que permita demostrar la solicitud.

DELASHERASABOGADOS: En segundo lugar, si han pasado los meses y no se ha aportado la oferta vinculante. En el caso de haberla tenido y aparecer, efectivamente, la cláusula suelo, cabe interponer la demanda correspondiente y exigir no sólo la eliminación de la misma, sino la devolución de todo el dinero que se nos ha cobrado de más.

IB3: La sentencia del Supremo abría la puerta a esta posibilidad, pero lo cierto es que cada caso es diferente y no se puede generalizar….

DELASHERASABOGADOS: Es cierto que el Tribunal Supremo ha fallado en contra de esta cláusula, declarándola nula por abusiva. Ahora bien, es más complicado conseguir que el banco nos devuelva las cantidades cobradas de más…pero también hay jurisprudencia ya que, en este sentido, nos avala la devolución de lo cobrado indebidamente. Hay que analizar caso a caso para esta segunda opción.

IB3: Pero si nuestra opción no es la de los tribunales y nos quedamos con la negociación directa y amistosa con el banco, cuidado no volvamos a pecar de inocentes…

DELASHERASABOGADOS: El banco, ante esta llamada del cliente de ‘quiero quitar la cláusula suelo de mi contrato’, lo que hace es convertir en legal una situación que antes era ilegal. Lo más típico es ofrecer la firma de un documento privado, entre el banco y el cliente, donde se comprometan a no aplicar esta cláusula suelo durante cinco años, por ejemplo, a cambio de que el cliente renuncie indefinidamente a emprender cualquier acción judicial o extrajudicial en este sentido. Ojo con firmar un documento privado que en ningún caso tiene ni puede tener la misma fuerza que uno elevado a público, firmado ante Notario. Por eso hay que ir con muchísimo cuidado con los pactos que ofrece la entidad bancaria.

IB3: Y aunque ya sabemos aquello de que el hombre es el único ser vivo que tropieza dos veces con la misma piedra, no estaría de más que aprendiéramos de los errores y nos asesoráramos con expertos…

DELASHERASABOGADOS: Se trata de analizar bien que uno contrae una deuda y evidentemente tiene que pagarla con un interés…pero a todo lo que exceda esa situación de devolución a cambio de un interés y sea abusivo, tenemos que ponerle freno.

IB3: Está claro que en el tema de las cláusulas suelo ha habido dos actores (el que pide y el que da) y a ambos se les podría achacar parte de la responsabilidad, pero es evidente que la banca parte con ventaja, y de ahí la mayoría de sentencias en su contra…

DELASHERASABOGADOS: Porque es la que tiene toda la información, la que conoce perfectamente el mercado, y la que se aprovecha en un porcentaje altísimo de situaciones de necesidad y de demandas de crédito.

Pero el desconocimiento de los particulares no va a ser una excusa eterna. En nuestras manos está saber lo que firmamos. Y para ello nos hemos informado con los profesionales del despacho DeLasHeras Abogados.

Deja tu respuesta

Su dirección email no será publicada. Los campos marcados son obligatorios. *

2 × cinco =