202003.26
0
0

El CORVID-19 exime de la obligación de solicitar el concurso

Ante la insolvencia, que es el presupuesto objetivo del concurso y que puede ser actual o inminente, es decir, la imposibilidad del empresario de hacer frente a sus obligaciones de pago al vencimiento, cabe el concurso de acreedores.

El concurso (antigua suspensión de pagos o quiebra) es un procedimiento jurídico que será protagonista de la realidad mercantil en los próximos meses a consecuencia de la crisis derivada del Coronavirus, si bien, durante el estado de alarma, el empresario no tendrá el deber de solicitar la declaración de concurso. Además, si se acredita que la causa de la insolvencia es a consecuencia de esta crisis, la calificación del concurso no podrá ser culpable. Estas medidas pretenden aliviar las dificultades económicas que puedan atravesar las empresas durante el periodo de estado de alarma, dándoles un plazo para poder recuperarse económicamente por sí mismas y así evitar las declaraciones de concurso que puedan saturar la Administración de Justicia.

Si tu empresa está atravesando dificultades económicas, o bien se prevé que las atravesará a consecuencia de esta crisis, contacta con este Despacho. Contamos con varios profesionales en materia mercantil que podrán dar una solución personalizada a cada situación.



Deja tu respuesta

Su dirección email no será publicada. Los campos marcados son obligatorios. *

20 − siete =