202005.25
0
0

La cualificación del prestatario no impide la nulidad de cláusulas abusivas

El Tribunal Supremo se ha pronunciado sobre la cualificación profesional y formación del prestatario en cláusulas abusivas y abre la puerta a posibles reclamaciones independientemente de que se trate de prestatarios con un perfil cualificado.

El Alto Tribunal estima la casación al considerar que el hecho de que estemos ante una subrogación en el préstamo hipotecario del promotor que vende la vivienda “no exime a la entidad bancaria de su obligación de suministrar al consumidor información que le permita adoptar su decisión de contratar con pleno conocimiento de la carga económica y jurídica que le supondrá subrogarse como prestatario en el préstamo hipotecario, sin necesidad de realizar un análisis minucioso y pormenorizado del contrato”. Si por tratarse de una subrogación, prosigue afirmando, se eximiera a la entidad financiera de sus deberes de información, se estaría incumpliendo la normativa europea y la legislación nacional de protección de los consumidores.

Por último, entrando a lo más llamativo de la sentencia, el Supremo desmonta el argumento del banco afirmando que la elevada cualificación profesional de los prestatarios -un alto ejecutivo, en este caso- les habría permitido comprender mejor la información que se les hubiera suministrado, pero no suple “la información que no se le suministró”.

Consideramos que el Tribunal Supremo reitera los deberes de información de las entidades financieras, independientemente de la condición del prestatario en cuanto a sus conocimientos financieros.


Deja tu respuesta

Su dirección email no será publicada. Los campos marcados son obligatorios. *

9 − 3 =